Otra forma de vivir

Hace poco que empecé a valorar la libertad en su justa medida. A disfrutar de pequeñas cosas que tiempo atrás me habrían parecido casi absurdas y desde entonces, siento que mi vida ha tomado otra dirección, la mía y día tras día hallo sorpresas que me hacen sonreir de la misma manera que los niños que me cruzo por la calle.

Me gustaría que este blog sirviera para compartir la alegría de vivir y contagiar esta extraña enfermedad que me aqueja al mayor número de personas posible. Iré colgando reflexiones sobre las historias más curiosas que me vaya encontrando, maneras diferentes de afrontar problemas comunes, cuentos ambientados en mundos que todavía no se han descubierto, truquitos para que la men sana se encuentre en un cuerpo igual de sano, frases de esas que funcionan a modo de pepito grillo y nos ayudan en determinados momentos, poesías y libros que me gustan, un poco de todo.

Quisiera no poner barreras a mis sueños,
quisiera ser un artista del vivir.

miércoles, 24 de octubre de 2007

idea58: después de la tormenta...

Llevaba meses preparándome para un mal momento, aguardándolo en mi trinchera, eludiendo los caminos que me pudieran conducir a él y al final, casi sin darme cuenta, caí en las redes de unas canciones cargaditas de recuerdos, unas fotografías de otra época y un cielo nublado.
Parecía una verdadera epidemia ya que mis amigos me llamaron llorando, tristes, buscando compañia, consuelo y casi no pude ocuparme de mí mismo, lo cual esta vez, me vino mejor que bien.
Ya era tarde para intentar revolcarme en mi tristeza así que me dormí y por lo visto los malos sentimientos se han debido de esfumar mientras dormía.
Es que a veces es mejor no tomarse demasiado en serio.